El otro lado de los propósitos de año nuevo.

Cada año, como es costumbre, alrededor del mundo millones de personas escriben (al menos en su pensamiento) un listado de aquellos propósitos que habrán de transformarse en una especie de “misión” a cumplir en el inicio de nuevo año, deseos transcritos a enunciados que de acuerdo a cada individuo abrirán camino a la tan anhelada FELICIDAD. Algunos son rezagados año tras año, pero con el entusiasmo del “borrón y cuenta nueva” son desempolvados y nuevamente plasmados con ímpetu en aquella dichosa lista.
Según encuestas realizadas por los medios de comunicación, sitios en internet, empresas entre otros, los propósitos que se han vuelto más populares (casi como el TOP 10 de los deseos mundiales) son los siguientes: BAJAR DE PESO, HACER EJERCICIO, DEJAR DE FUMAR O TOMAR, CASARSE, CONSEGUIR NOVIO/A, TENER HIJOS, PASAR MAS TIEMPO CON LA FAMILIA, SER MEJOR PERSONA, CONSEGUIR EMPLEO, AHORRAR. Lo anteriormente mencionado, en realidad parecieran ser situaciones relativamente sencillas que están al alcance de todo ser humano, entonces ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo cumplirlos?, a continuación analizaremos las causas desde un enfoque psicológico que te ayudarán a comprender y porque no a cambiar nuestra forma de pensar y de actuar para lograrlos.
BAJAR DE PESO Y HACER EJERCICIO
Lo primero que debemos reflexionar es ¿Para qué quiero bajar de peso o hacer ejercicio?, sé que en primera instancia responderá, para estar más saludable, pero si es cuestión de salud ¿ha recibido atención especializada para lograrlo?
Muchas personas desean bajar de peso debido a que se van a casar, se acerca su graduación, van a conocer en persona a alguien especial, quieren ser más atractivo/as, quieren embarazarse o ponerse aquella ropa que antes les quedaba y muy pocas realmente lo hacen para conseguir un bienestar físico y mental. Empiezan haciendo dieta (algunas veces extremas o milagrosas), inscribiéndose en gimnasios, tomando pastillas, diuréticos, laxantes, poniéndose bolsas en el abdomen, en fin, un intento abrupto y desesperado por conseguir el objetivo de pérdida de peso en el menor tiempo posible y al menor costo de esfuerzo, pero eso sí con un inicio energético y entusiasta. Pero al paso de un par de meses las cosas no parecen funcionar y regresan a sus viejos hábitos, esto genera desilusión, sentimientos de molestia, enojo porque no pudieron lograrlo. Acabo de un tiempo se repite la historia en un nuevo “round” a veces más violento, donde si bien se logra bajar unos cuantos números los resultados duran poco y casi siempre regresamos a las mismas. En el mejor de los casos llega la boda y alcanzamos el objetivo pero después nos noquea el famosísimo “rebote”.
Los mismo sucede al entrar al gimnasio, las personas entran imaginando esculpir a cada paso un silueta que regresará las miradas a nosotros, probándonos la ropa que tanto hemos deseado ponernos y lucir por supuesto como aquella celebridad de la televisión, en resumen buscamos ser bellos, atractivos, guapos, hermosos y cada kilo o “llantita” nos separa de serlo. Al principio pasamos una, dos o tres horas en el GYM, pero después vamos acortando el tiempo, el aporreamiento nos impide asistir con constancia y después se viene la escuela, el trabajo, la familia, la falta de dinero, total, que no hay tiempo ni dinero, por lo cual se acaban los sueños de tener aquellas piernas estilizadas para semana santa.
Lo primero es determinar las causas del sobrepeso u obesidad, es generada por alguna situación médica, nutricional o psicológica o todas? Por lo cual si tu propósito es éste lo primero que hay que hacer es consultar a tu médico, quien seguramente te realizará estudios correspondientes para descartar cualquier enfermedad médica y posteriormente te canalizará con algún especialista en nutrición. Muchas veces esto puede ayudarte, pero que pasa cuando te gana la ansiedad y rompes el régimen alimenticio que te han sugerido por impulsos tan fuertes que rebasan la fuerza de voluntad, o bien que ante situaciones problemáticas, tensas o de estrés tu alimentación se ve afectada al comer en exceso, entonces debes consultar también a un psicólogo clínico que te ayude a descubrir la raíz emocional que desemboca en problemas alimenticios causando obesidad. De igual forma al querer practicar ejercicio debemos asesorarnos con un instructor físico o deportivo que nos oriente, de acuerdo a nuestra edad, peso, condición física, salud y estilo de vida, con la finalidad de comprender que se trata de un proceso y no de un resultado. Algunas veces también nos damos cuenta de que aunque mejoremos nuestra condición física aquellas cosas que pensamos que cambiarían no se han conseguido , tal es el caso de sentirse mejor con uno mismo, sentirse valorado o hermoso por parte de la pareja, entre otras cosas que será necesario atender a profundidad en psicoterapia.
DEJAR DE FUMAR O TOMAR
Pareciera un propósito bastante diferente que el anterior pero en realidad no lo es, se trata de un hábito que se incorpora como parte de la vida el cuál es difícil de dejar debido a las alteraciones bioquímicas en nuestro cuerpo que esto genera, el alcohol o la nicotina son estimulantes o bien inhibidores de nuestro cerebro y es cuestión de tiempo para que se convierta en una dependencia. El uso de parches, gomas de mascar, entre otros recursos, son los medios más recurridos para “aliviar” a los fumadores y la sustitución del alcohol por café y dulces o chocolates la cura de los tomadores, conjunto a la abstinencia y censura de los presuntos causantes. Pero de trasfondo deberíamos analizar que más allá de simple “vicios” como la gente les dice, son recursos que nos ayudan a controlar nuevamente la ansiedad, la angustia, las emociones, los problemas, el estrés, entonces porque no asistir a un psiquiatra y/o psicólogo que nos ayude a que tomemos nosotros el “control” de nuestras vidas, a liberar emociones en lugar de solo simplemente dejar de fumar o beber. Aunado a lo anterior, miles de personas toman la decisión de hacer este cambio primeramente por dejar de tener problemas con la familia, pareja u otros ámbitos más que por gusto personal, situación que complica la permanencia de los cambios si es que recibe algún tipo atención y no existe apoyo o estabilidad emocional que lo motive, por lo que son frecuentes las recaídas.

 

CONSEGUIR NOVIO/A , CASARSE, Y TENER HIJOS
Como es bien sabido la sociedad y sus costumbres, la religión entre otros nos ha plantado la idea que en algún momento de la vida, todo ser civilizado deberá tener pareja, casarse y formar una familia. Por lo tanto lo primero al plantearse dicho propósito debería ser, ¿Realmente es algo que yo deseo o lo hago para darle gusto a mi familia, por temor a no poder tener hijos después, por obligación o presión de otros? Ya que cuando una persona desea alguno de éstos propósitos deberá entender que no es solo asunto de uno si no de dos, por lo que deberá trabajar en sus motivos personales, sanación de sus relaciones pasadas y asuntos personales que obstaculicen el paso a dichas etapas de la vida.
Cuántas personas no brincan de relación en relación intentando encontrar algo (que por cierto está basado muchas veces en fantasías infantiles) en la otra persona y que muchas veces termina en decepción y ruptura, dichas experiencias obvio está generan temor e incertidumbre a nuevas relaciones, se cierran a nuestras parejas o bien niegan sus sentimientos y en algunos casos de mi experiencia profesional terminan teniendo una pareja del mismo sexo porque se sienten más seguro/as. Por lo anterior hago hincapié en el trabajo personal en el consultorio psicológico que nos ayude a entender el porqué de nuestras elecciones de pareja, del rechazo que sentimos a intimar emocionalmente o bien a echar un vistazo a la dinámica de nuestra propia familia que vamos repitiendo inconscientemente antes de intentar una nueva relación.
Cuando se trata de matrimonio es prioridad dejar en claro con nuestra pareja o bien prospectos nuestro deseo de formalizar la relación y dar ese gran salto, conocer si comparte las mismas ideas y sentimientos y hablarlo. De nada sirve esperar a que cambie de opinión o bien que se decida a aceptar la propuesta en base de presiones, insinuaciones y chantajes para alcanzar un proyecto que desde el principio fue de uno. El tema de los hijos es también tópico a esclarecer, planear y proyectar en conjunto, buscando el apoyo médico y especializado para lograrlo, así como la asesoría matrimonial, sexual o psicológica cuando no es posible concebirlos, aceptar la situación y trabajar en la relación.
PASAR MAS TIEMPO CON LA FAMILIA y SER MEJOR PERSONA
El tiempo es relativo dicen muchos, un día puede marcar para siempre la vida de un niño o de un adulto, por lo que habría que reflexionar realmente pasar más tiempo es lo que quiero, o bien PASAR EL TIEMPO QUE TENGA DISFRUTANDO, CONVIVIENDO, COMPARTIENDO Y VIVIENDO al lado de los que amo. A veces aunque tengamos iniciativa de mejorar las relaciones familiares, han acontecido en nuestra historia familiar sucesos que han cambiado la convivencia, tal es el caso del crecimiento de los hijos, la pérdida de un ser querido, el divorcio de los padres, el casamiento de uno de los hijos, un segundo matrimonio, infidelidad, violencia intrafamiliar, etc. Por lo que no será tarea fácil, algunas veces es recomendable iniciar un proceso de terapia familiar que les enseñen herramientas de comunicación efectivas y emocionales, a sanar vínculos y a apoyarse mutuamente antes de dar ese paso. Ser mejor persona para muchos implica ser mejor hijo, padre, hermano, amigo, aquí se debería de preguntar en qué puedo contribuir para ser mejor conmigo y con los demás. Respeto, responsabilidad, libertad, congruencia, cambio y comunicación son los mejores consejos que puedo darle, vivir en estos valores es en si la llave para lograr el amor incondicional primero en sí mismo y luego con los demás.
CONSEGUIR EMPLEO, AHORRAR
Tener un empleo/ trabajo, se trata de ejercer una actividad productiva durante un tercio de día para solventar una necesidad material y emocional. Para emprender esta tarea se necesita de tres elementos principales: VOCACIÓN, PREPARACIÓN Y MOTIVACIÓN. Regularmente trabajamos para aportar a la familia, comprar algo que deseamos o bien desarrollarnos profesionalmente y ser exitosos. ¿Qué hace que algunos encuentren trabajo y otros no? Para muchos se reduce a lo siguiente: INICIATIVA, CONTACTOS Y/O ESTUDIOS ACADÉMICOS. Pero desde mi punto de vista falta uno muy importante y es CONCIENCIA, para poder tomar de cada experiencia de trabajo el mejor de los aprendizajes, darnos cuenta de que nos hace falta para conseguir el empleo que queremos y dejar al lado las ideas que obstruyen las oportunidades de desarrollo, ser atrevidos sabiendo que mientras conozcamos nuestras aptitudes cabemos en cualquier parte del planeta, que no hay trabajos perfectos más que el que con las ganas vamos forjando por nosotros mismos, siendo humildes para un inicio como el de muchos honestos, perseverantes y visionarios, por más pequeño que parezca podemos hacer de cualquier actividad NUESTRO PROPIO TRABAJO.
Para ahorrar no necesariamente necesitas ganar mucho dinero, ahorrar es más bien la capacidad para administrar tus finanzas y guardar un cacho para tus proyectos. Antes de gastar tu quincena piensa ¿Qué cosas son realmente necesarias en mi vida? Muchas personas gastan mucho dinero en objetos innecesarios, ropa de marca, zapatos, accesorios, artículos electrónicos (celulares, tablets, laptops, etc) e infinidad de materiales con la excusa que no sirve, no les queda, paso de moda, esta desactualizado. Pero detrás de ese telón hecho de plástico, telas y metales, hay una necesidad escondida aún más profunda, la necesidad de encajar en mundo externo, tangible y cruelmente etiquetador de los grupos sociales, donde se es reconocido y/o admirado por lo que se tiene y no por lo que se es. Otros más prefieren gastar en restaurantes, mujeres, apuestas, alcohol, fiestas, entre otros, pero lo más curioso de todo es que cualquiera sea el caso incluso para los que el salario mínimo es de sesenta y tantos pesos pero que aun así tienen diario en su mesa una botella de refresco oscuro la excusa es la misma “No alcanza”.
Te invito a que realices un ejercicio en los próximos 6 meses, guarda en sobres con goma (que puedas cerrar con pegamento) el 10% de tu salario y has como que no existen, y verás cómo acomodas tus finanzas acabo de ese tiempo tendrás suficiente al menos para iniciar algún pequeño proyecto.
Conclusiones
Muchos son los propósitos que las personas se plantean año con año, pero todos tienen algo en común, la mayoría se basa en la MOTIVACIÓN EXTRÍNSECA, es decir que es estimulado desde el exterior, recibiendo recompensas de tipo superficial que no satisfacen a las personas ya que casi siempre lo hacemos para otras personas o por causas ajenas a nosotros mismos, es más bien situacional, por lo que al menor tiempo la energía tras éstos propósitos se pierde y se abandonan.
Para cambiar eso necesitamos MOTIVACIÓN INTRÍNSECA la cual surge de una fuerza personal que nadie ni nada puede arrebatarnos, son nuestros verdaderos deseos y obedece a los motivos internos y de nadie más. Hagamos nuestros sueños personales, sigámoslos paso a paso, incluso no tengamos miedo de solicitar apoyo si así lo requiriésemos, disfrutemos el proceso que la meta se cruzará sola cuando menos lo pensemos.

Psic. M.C. Damaris Beltrán Eufracio
psic.damaris.beltran.eufracio@hotmail.com
citas al 8712664678
Torreón, Coahuila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.