Las alteraciones de la imagen corporal en pacientes con anorexia nerviosa

La imagen corporal es la imagen íntima que una persona tiene de su propio cuerpo, resultante de la integración de las experiencias físicas interoceptivas que proporcionan la altura, volumen, peso, tamaño y situación del cuerpo en el espacio; las sensaciones exteroceptivas táctiles y visuales; las imágenes, pensamientos , sentimientos , actitudes , emociones y conceptos sobre el cuerpo, además del significado emocional de cada parte por separado y del cuerpo en conjunto. Se empieza a configurar en la infancia temprana, sobre la base de lo que nos dijeron nuestros padres y allegados, lo que vimos nosotros en el espejo, lo que sentimos y lo que opinaron nuestros iguales en la escuela.

La mayoría de las personas distorsionan su imagen corporal pero son distorsiones de carácter leve. En la población general, las mujeres tienden a distorsionar más las dimensiones de su cuerpo que los varones y los adolescentes más que los adultos. Y las muchachas adolescentes serán las que más distorsionarán la percepción de su cuerpo. La valoración positiva o negativa, que hacemos de nuestro cuerpo o de nuestra imagen corporal influye en la valoración que hacemos de nosotros mismos como personas. También ocurre que una persona con una imagen personal negativa y una autoestima baja tiene una imagen corporal insatisfactoria y negativa.

Las personas que padecen anorexia nerviosa tienen una percepción corporal equivocada. Las pacientes se perciben con un mayor volumen corporal del que tienen especialmente, en muslos y caderas. Esta alteración de la percepción corporal se denomina distorsión de la imagen corporal. Dicha distorsión no es un trastorno de la sensación visual propiamente dicha sino que se corresponde principalmente con la imagen del cuerpo que la paciente imagina tener y que experimenta.

Los varones diagnosticados de anorexia nerviosa también presentan distorsiones e insatisfacción corporal. Ellos se sienten pequeños, débiles y enclenques y creen que nunca llegarán a ser suficientemente grandes y fuertes. Por esta razón persiguen de forma obsesiva tener un cuerpo más musculoso y fuerte. De ahí que este trastorno en varones se denomine Anorexia Inversa.

Los pacientes que sufren de anorexia nerviosa llegan a despreciarse y odiarse como persona, como consecuencia de la autovaloración negativa de su cuerpo. No les gusta su cuerpo y se valoran muy negativamente como personas. Se juzgan como personas en función de un cuerpo que no es el suyo propio sino de la imagen distorsionada del mismo. El espejo nos devuelve la imagen interna de cómo nos vemos y cómo nos sentimos. Para que los pacientes logren verse bien en el espejo deberán cambiar sus pensamientos y sentimientos acerca de ellos mismos. Y aprender a discernir entre lo que desean cambiar y lo que realmente pueden cambiar en cuanto al peso y forma corporal.

¿Cómo favorecer una imagen positiva en los pacientes afectadas por un trastorno alimentario?

◊ Las personas que tienen una imagen corporal muy insatisfactoria se refieren a su propio cuerpo con un lenguaje muy peyorativo “estoy hecha una foca …” “ soy una vaca …”. En estos casos es muy importante que las personas cercanas a la paciente favorezcan una descripción del cuerpo más objetiva y sin desprecios.

◊ Los familiares de los pacientes no exhibirán excesiva preocupación y juzgarán por el aspecto físico ni a sus hijos y tampoco a ellos mismos.

◊ Los padres mostrarán actitudes de respeto hacía aquellas personas que poseen un físico fuera de los estándares de belleza actual.

◊ Trataremos con respeto y cariño nuestro propio cuerpo, evitando referirse a él con adjetivos peyorativos.

◊ Fomentaremos una actitud crítica con los cuerpos de modelos que aparecen en los medios de comunicación por su excesiva delgadez.

◊ La paciente se mirará en el espejo no focalizando la atención en partes específicas de su cuerpo. Mírate a ti misma como una persona en su totalidad.

◊ Apreciaremos lo que nuestro cuerpo puede hacer por nosotros (saltar, bailar, nadar, … )

◊ Tendremos en cuenta que nuestro cuerpo puede proporcionarnos muy buenas sensaciones como sentir una caricia, placer…

◊ Recuerda que la belleza es un estado mental no una condición de tu cuerpo.

TERESA BARROSO FERNANDEZ
PSICOLOGA ESPECIALISTA EN PSICOLOGIA CLINICA
NEUROPSICOLOGA
Dirección Calle ISABEL, LA CATOLICA 12.2ºdcha
MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.