El paciente actúa sus fantasmas en el síntoma

Freud llama fantasmas a las fantasías infantiles que han sucumbido a la represión. El paciente repite como acto lo que debiera recordar; actúa en el síntoma un conflicto inconsciente no resuelto, sin darse cuenta de ello. Por esto el paciente se ve orientado a «buscar» personas que cumplan con algunas de las series psíquicas en las que se complacen sus fantasías inconscientes, sus fantasmas; persiguiéndose una recapitulación de un deseo pasado, que no fue realizado, a modo de intentó tardío inconsciente de cumplir este deseo y desplazado del o de los objetos primigenios a objetos actuales. Intenta su satisfacción en este nuevo objeto y aparece el síntoma donde la falta de satisfacción original es sustituida por otro tipo de satisfacción.

Manuel Carrascosa Alba

Psicólogo – Psicoanalista