¿Cuándo recurrir a un psicólogo?

Muchas veces los pacientes llegan diciendo: “no se si este bien que haya venido, pero las personas me decían, busca un psicólogo y aquí estoy” así que les compartiré lo que en mi experiencia sería la respuesta a este cuestionamiento.
Personalmente creo que aún se tiene mucho tabú, sobre lo que hacemos los psicólogos, muchas personas temen comentar que están acudiendo a terapia por miedo a que se les etiquete como “locos”, frases como “los psicólogos son para locos” limitan las áreas que cubrimos los profesionales de la salud mental, si bien es cierto que hay profesionales que trabajan en psiquiátricos, es solo una de las áreas que cubrimos.
Me enfocaré en el trabajo psicoterapéutico, existen muchas corrientes psicológicas, todas útiles y actualmente prácticas y breves para nuestros tiempos, hay profesionales que trabajan con niños, adolescentes, adultos, parejas, familias, etc., las problemáticas son infinitas, un profesor de la universidad, nos decía que no hay problemas pequeños o sin importancia, así que todo lo que sea un problema para una persona, es digno de atención y tratamiento.
Acudir a un psicólogo es una decisión personal, es conocerme más a través de estrategias psicológicas, generar cambios en mi vida que me lleven a solucionar mis conflictos o problemas, aprender herramientas nuevas para enfrentar de mejor manera los problemas y la vida, saber las razones por las cuales somos adictos, dependientes, agresivos, depresivos, etc. o apoyo psicoterapéutico a un tratamiento psiquiátrico si fuera el caso.
Aquí algunas preguntas que pueden ayudar te a pensar en ir a un profesional de la salud mental.
¿Soy feliz?
¿Tengo problemas con casi todas las personas que me rodean?
¿Siento que no vale la pena vivir?
¿Sufro de violencia o soy violento?
¿Estoy pasando por un conflicto que no puedo superar?
¿Hay conductas en mí que quisiera cambiar?
¿Me acepto como soy?
¿Consumo sustancias que dañan mi cuerpo y no puedo dejar de hacerlo?
¿Estoy en una relación de pareja que me hace daño?
Si has pensado en acudir a un psicólogo, es muy importante tomar en cuenta los siguientes puntos;
1.- Asegúrate de que el profesional al que recurres sea un psicólogo, ya que existen terapeutas, que no tienen la carrera de psicología ni psiquiatría como base y lamentablemente personas que no tienen ni la una ni la otra y estafan personas haciéndose pasar por quienes no son.
2.- Recurrir a un psicólogo no es una única salida, los cambios importantes siempre son multidisciplinarios, es decir trabajar en conjunto con otras especialidades de la salud.
3.- Busca un psicólogo de acuerdo a tus posibilidades económicas y cerca de tu domicilio o trabajo.
4.- Pregunta todas tus dudas, no te quedes con las ganas de preguntarle a tu psicólogo acerca de tu tratamiento.
y recrda Ver todas las fotos (1)
Y recuerda; Loco es aquel, que hace siempre lo mismo, espera resultados diferentes.

No dudes en contáctame si tienes dudas o preguntas.

Psic. Gilda Jiménez B.
gildajb2@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.