Tratamiento de la Ansiedad y Ataques de Pánico por Hipnosis

La hipnosis clínica es una herramienta muy eficaz para el tratamiento de problemas de ansiedad. La ansiedad es una característica central de la mayoría de los trastornos psicológicos y enfermedades psiquiátricas.

Si la experiencia de la ansiedad es crónica, persistente y constante, entonces, una vez que las causas médicas que se hayan descartado, es probable que sea diagnosticable como trastorno de ansiedad generalizada. Si la experiencia de la ansiedad es crónica, pero episódica, y muy intensa, entonces es posible que nos estemos enfrentando ante un trastorno de pánico.

El trastorno de pánico con y sin agorafobia es un trastorno debilitante, cuyos rasgos esenciales son recurrentes: ataques de pánico inesperados, y una tendencia obsesiva por la aparición de dichos ataques. Estos episodios de miedo, que parecen surgir de la nada, suelen llevar asociados una serie de síntomas físicos intensos así como una sensación de muerte inminente.

Según lo definido por la American Psychiatric Association , un «ataque de pánico» es un episodio discreto de intenso miedo y malestar que se inicia bruscamente, llega a su punto máximo dentro de aproximadamente 10 minutos , y está acompañado por al menos 4 de los siguientes síntomas:  la falta de aliento, mareos, palpitaciones, temblores, sudoración, sensación de ahogo, náuseas, malestar abdominal, despersonalización , parestesias (entumecimiento y hormigueo) , sofocos o escalofríos, dolor en el pecho,  el miedo de morir, y el miedo a volverse loco o miedo de hacer algo incontrolado.

Muchos de estos síntomas somáticos están presentes también en otros trastornos de ansiedad. La motivación normal para evitar o protegerse de estas experiencias incómodas forma la base de muchos de los comportamientos disfuncionales autodestructivos que caracterizan a estos trastornos.

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada,  se pasan todo el día con preocupaciones y tensiones exageradas, a pesar de que no existan causas reales para provocarlo, de forma que a veces sólo la idea de pasar el día produce ansiedad.

Las personas con TAG no parecen poder deshacerse de sus inquietudes, aún cuando generalmente comprenden que su ansiedad es totalmente desproporcionada con la situación que lo provoca. No pueden relajar, se asustan fácilmente y tienen dificultad para concentrarse. A menudo tienen problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormido.  Los síntomas físicos que a menudo acompañan la ansiedad incluyen fatiga, dolores de cabeza, tensión muscular, dolores musculares, dificultad para tragar, temblores, contracciones musculares, irritabilidad, sudoración, náuseas , aturdimiento, tener que ir al baño con frecuencia, sofocos…

Nuestro enfoque para el tratamiento con hipnosis de la ansiedad incorpora dos factores: el tratamiento de los síntomas y el descubrimiento de las causas fundamentales que ocasionan la ansiedad.

El tratamiento de los síntomas lo abordamos  mediante la enseñanza cognitiva, conductual y la relajación mediante habilidades de afrontamiento. La auto-hipnosis para la relajación y el control cognitivo de pensamientos de ansiedad y preocupaciones se enseña habitualmente como una habilidad de afrontamiento.

También enseño habilidades de relajación instantánea como  la reorientación, la distracción, el reencuadre cognitivo, el pensamiento de interrupción y la respiración profunda para ayudar a lidiar con el estrés, la tensión y los episodios de ansiedad sobre la marcha, de inmediato, dondequiera que se produzcan.

En el Instituto Somos realizamos el tratamiento de la ansiedad y ataques de pánico mediante las técnicas de hipnosis clínica, para descubrir el reprocesamiento y la reformulación de las causas fundamentales de los trastornos de ansiedad. Con la hipnosis analizamos y exploramos las  experiencias previas de sensibilización durante las cuales se originaron las ideas fijas negativas. El objetivo es cambiar estas ideas fijas negativas, porque estas son las ideas que alimentan sus ansiedades.

El temor  la ansiedad generalizada, pánico y fobias pueden ser controlados usando hipnosis clínica, terapia cognitiva del comportamiento y terapia de relajación. A través del uso de la hipnosis, se puede aprender a » desinstalar » pensamientos de ansiedad y en su lugar, «instalar», pensamientos de afrontamiento positivos realistas en su subconsciente y la mente consciente.