Trastornos de personalidad ¿Tengo conciencia de mis trastornos y sus consecuencias en mi vida y en la de los otros?

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD ¿TENGO CONCIENCIA DE MIS TRASTORNOS Y SUS CONSECUENCIAS EN MI VIDA Y LA DE OTROS?
Por: Dr Roberto René Ramírez Bengoa (PhD)
Los rasgos de personalidad son patrones persistentes de formas de percibir, relacionarse y pensar sobre el entorno y sobre uno mismo que se ponen de manifiesto en una amplia gama de contextos sociales y personales. Los rasgos de personalidad sólo constituyen trastornos de la personalidad cuando son inflexibles, desadaptativos y cuando causan un deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo. La característica principal de un trastorno de la personalidad es un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de expectativas de la cultura del sujeto y que se manifiesta en áreas: cognoscitiva, afectiva, de la actividad interpersonal o del control de los impulsos. Este patrón persistente es inflexible y se extiende a una amplia gama de situaciones personales y sociales y provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. El patrón es estable y de larga duración y se puede descubrir que su inicio se remonta al menos a la adolescencia o al principio de la edad adulta. El patrón no es atribuible a una manifestación o una consecuencia de otro trastorno mental y no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga, una medicación o la exposición a un tóxico) ni a una enfermedad médica (p. ej., traumatismo craneal).
Los trastornos de la personalidad incluidos en esta sección se exponen a continuación.
El trastorno paranoide de la personalidad: es un patrón de desconfianza y suspicacia que hace que se interpreten maliciosamente las intenciones de los demás.
El trastorno esquizoide de la personalidad: es un patrón de desconexión de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional.
El trastorno esquizotípico de la personalidad: es un patrón de malestar intenso en las relaciones personales, distorsiones cognoscitivas o perceptivas y excentricidades del comportamiento.
El trastorno antisocial de la personalidad: es un patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás.
El trastorno límite de la personalidad: es un patrón de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y los afectos, y de una notable impulsividad.
El trastorno histriónico de la personalidad: es un patrón de emotividad excesiva y demanda de atención.
El trastorno narcisista de la personalidad: es un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.
El trastorno de la personalidad por evitación: es un patrón de inhibición social, sentimientos de incompetencia e hipersensibilidad a la evaluación negativa.
El trastorno de la personalidad por dependencia: es un patrón de comportamiento sumiso y pegajoso relacionado con una excesiva necesidad de ser cuidado.
El trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad: es un patrón de preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control.
El trastorno de la personalidad no especificado: es una categoría disponible para dos casos:
1) El patrón de personalidad del sujeto cumple el criterio general para un trastorno de la personalidad y hay características de varios trastornos de la personalidad diferentes, pero no se cumplen los criterios para ningún trastorno específico de la personalidad; o
2) El patrón de personalidad del sujeto cumple el criterio general para un trastorno de la personalidad, pero se considera que el individuo tiene un trastorno de la personalidad que no está incluido en la clasificación (p. ej., el trastorno pasivo-agresivo de la personalidad).
CLASIFICACION
Los trastornos de la personalidad están reunidos en tres grupos:
El grupo A incluye los trastornos paranoide, esquizoide y esquizotípico de la personalidad. Los sujetos con estos trastornos suelen parecer raros o excéntricos.
El grupo B incluye los trastornos antisocial, límite, histriónico y narcisista de la personalidad. Los sujetos con estos trastornos suelen parecer dramáticos, emotivos o inestables (inmaduros).
El grupo C incluye los trastornos por evitación, por dependencia y obsesivo-compulsivo de la personalidad. Los sujetos con estos trastornos suelen parecer ansiosos o temerosos.
Además, es frecuente que los individuos presenten al mismo tiempo varios trastornos de la personalidad pertenecientes a grupos distintos.

ESQUEMA TRASTORNO DE PERSONALIDAD
Trastorno no resuelto = trastorno de personalidad
Trastorno de personalidad + conflicto no resuelto= conducta alterada
Conducta alterada + carencias psicoafectivas, sociales y culturales=conducta antisocial
Conducta antisocial que fractura normas y principios legales= conducta criminal
*Todo eso entra en un círculo que crece en la medida que el conflicto permanece.
En muchas ocasiones la readaptación se da de manera expedita, cuando se identifica conscientemente el conflicto generador de la alteración o del trastorno de la personalidad.
***Es importante considerar la intervención y asistencia terapéutica oportuna del sujeto dado que las personas cumplen muchos roles familiares, laborales, académicos etc, y en cualquiera de ellos pueden generarse y generar perjuicios tanto a otros como a uno mismo por tener estas dolencias que denotan una conducta “peculiar” que definitivamente requieren asistencia especializada en salud mental para un mejor pronóstico. Por ello le recomendamos la asistencia a nuestro centro Dr. Roberto René Ramírez Bengoa(CITAS: 984699051), para poder realizar la reestructuración terapéutica que amerite el caso.