¿Qué es y qué hace un psicólogo?

¿Cuál es la labor del psicólogo? ¿Qué es? ¿Qué hace? ¿En qué consiste la terapia? ¿Cuándo es recomendable solicitar ayuda profesional?

Todos tenemos alguna idea predeterminada respecto a qué es un psicólogo, los hemos visto en películas y seguramente conozcamos a alguien cercano que haya acudido en algún momento a terapia. seguramente también habremos oído opiniones de todo tipo acerca de los quehaceres de los psicólogos. Sin embargo pocas personas tienen realmente claro qué es y qué hace un psicólogo.

Empecemos por el lado contrario.

¿Qué NO es y qué NO hace un psicólogo?

  1. Un psicólogo no es un médico y por tanto no receta fármacos.Los psiquiatras son los encargados de esta labor. Nosotros no recetamos fármacos porque no consideramos que los trastornos psicológicos sean enfermedades con una clara base biológica qué esté causando una serie de síntomas.A diferencia de esto tratamos los trastornos psicológicos como problemas comportamentales, es decir, como formas de comportarse o de percibir el mundo aprendidas en interrelación con el medio a lo largo de la vida que actualmente están causando problemas a las persona en cuestión.No diferenciamos lo biológico de lo psicológico, al fin y al cabo todo esta tan relacionado que no creo que exista división posible. Todo lo psicológico tiene su correspondiente correlato biológico, son dos caras de las misma moneda.
  2. Un psicólogo no es un mago.
    Por desgracia no tenemos una barita mágica que sea capaz de solucionar los problemas de todas las personas que acuden a nuestra consulta.  Tampoco el mero hecho de acudir a terapia y sentarse delante de un profesional va a hacer que se solucione problema alguno.El proceso de terapéutico es un proceso activo en el que el terapeuta será el encargado de guiarnos por el camino adecuado, pero somos nosotros los que tenemos que recorrer ese camino y salir de nuestra zona de confort
  3. Un psicólogo no lee la mente. Este apartado podría estar incluido dentro del anterior, pero he oído a tantas personas decir que los psicólogos somos capaces de saber lo que piensa la gente que he decidido ponerlo en un punto a parte.No, los psicólogos no leemos la mente, no podemos saber qué piensan las personas, ni tener una seguridad absoluta de lo qué nos están contando es cierto. Los psicólogos trabajamos a partir de la información que nos da el paciente (y en algunos casos personas allegadas al paciente), y si esta información es incorrecta la terapia no tendrá ningún sentido.Podemos tener más habilidadpara detectar contradicciones en el discurso, historias incoherentes, analizar el lenguaje no verbal., etc, pero no tenemos ninguna cualidad mágica que nos haga detectar mentiras bien elaboradas.Aunque tengamos el ordenador más potente del mundo si metemos mal los datos al utilizar algún programa los resultados no serán los esperados ¿no?

    Así que ¿Qué sentido tiene ir a terapia para mentir al psicólogo?
  4. Un psicólogo no se limita a escuchar.
    La imagen de muchas películas en las que el paciente se sienta en el diván habla a cerca de su vida y el psicólogo se limita a escuchar, gracias a dios anticuada, ya que eso tendría el mismo efecto terapéutico más o menos que hablar con la pared.Nuestro trabajo no es escuchar, nuestro trabajo es ayudar a las personas a solucionar sus problemas y para ello hay que escuchar, pero también hay que hablar. Una sesión de terapia es una conversación entre dos personas en las que ambas participan en diferentes grados en función del momento del proceso terapéutico.
  5. Un psicólogo no da consejos.
    Los consejos los dan los amigos, los padres, los compañeros de trabajo, no los psicólogos.Los consejos son aquellas maneras de actuar que una persona pondría en marcha en función de sus valores y sus experiencias vividas si se encontraran en la misma situación que la persona a la que aconsejan.

    Los psicólogos somos conscientes de que nuestros propios valores y creencias no pueden intervenir en el proceso de terapia, ya que nos vamos a encontrar con muchas personas con ideologías muy diferentes que nosotros, así que tenemos que analizar objetivamente la situación de la persona que demanda nuestra ayuda y trabajar en función de ese análisis.Tampoco podemos tomar decisiones por nuestros pacientes, no sería ético, cada persona es diferente y nosotros no somos quienes para decidir el futuro de nadie. Ayudamos a las personas a tomar decisiones adecuadas, pero no las tomamos por ellos.

¿Qué SI es y qué SI hace un psicólogo?

  1. Un psicólogo analiza tu problema.Los psicólogos conocemos las leyes de aprendizaje subyacentes al comportamiento humano, por lo que podemos explicar por qué nuestros pacientes se sienten mal o se comportan de una manera que les está causando el problema. Analizamos las variables que han llevado a esa persona a esa situación y los factores que hacen que la situación problemática se mantenga.que es y que hace un psicologoEl hecho de que las personas entiendan cómo han llegado a esa situación de la que no saben salir y de qué manera se está manteniendo es una parte muy importante del proceso de terapia, ya que aparte de aportar claridad y tranquilizar al paciente, lo motiva para el cambio.
  2. Un psicólogo te ayuda a resolver tus problemas.
    No solo nos encargamos de explicar al paciente qué le está pasando, también ayudamos a esa persona a resolver sus problemas. Al conocer los factores que están manteniendo el problema sabemos dónde hay que tocar para que ese problema deje estar presente.Tal y como he dicho anteriormente los psicólogos tratamos los trastornos psicológicos como problemas comportamentales que se han ido desarrollando por medio de un proceso de aprendizaje activo (por supuesto la mayorías de las veces de manera involuntaria e inconsciente). De esta manera al igual que aprendemos formas de pensar, sentir o comportarnos problemáticas, podemos desaprenderlas y aprender otras más adaptativasque nos hagan sentir mejor.
  3. Un psicólogo proporciona recursos y estrategias.
    Los psicólogos no damos consejos, proporcionamos recursos y estrategias fundamentados en investigaciones previas que ayudan a las persona a salir de las situaciones problemas que las llevaron a solicitar ayuda profesional, eliminar su malestar y aprender a combatir su ansiedad. Cuando proporcionamos cualquier estrategia le explicamos al paciente por qué consideramos que es la adecuada para su problema y aclaramos cualquier duda al respecto.qu
    En ocasiones además de proporcionar recursos nuevos a la persona le hacemos ver aquellos que ya tiene, pero que no está utilizando, anudándole a ponerlos en marcha.
  4. Un psicólogo te motiva para cambiar.
    En ocasiones sabemos que tenemos que cambiar, sabemos cuál es el camino, pero no nos atrevemos o no estamos los suficientemente motivados para recorrerlo.
    Los psicólogos ayudamos a las personas a descubrir y a trabajar esos miedos que les están impidiendo seguir el camino que consideran adecuado así como a estar lo suficientemente motivados para trabajar en la dirección adecuada para lograr los objetivos que se van proponiendo.
  5.  Un psicólogo amplía la terapia más allá de la hora de sesión.
    Una hora a la semana es muy poco tiempo para cambiar una situación problema que lleva ya un tiempo instaurada, además muchas veces los problemas no se manifiestan en consulta si no en otras situaciones, por lo que es en estas situaciones donde h
    ay que intervenir.
    Para que los cambios se generalicen a la vida cotidiana del paciente y se mantengan en el tiempo los psicólogos proponemos tareas que las personas deberán llevar acabo fuera de consulta.

¿En qué consiste en proceso de terapia?

Aunque no todos los psicólogos trabajamos exactamente de la misma manera si que existen una serie de fases que cualquier proceso terapéutico debería de seguir.

  1. Fase de evaluación.En esta fase el paciente nos cuenta su problema y nos habla acerca de diferentes ámbitos de su vida (familia, ocio, pareja, etc…). Esta fase es necesaria para aclarar el motivo de consulta y para conocer como es la situación vital de la persona que tenemos delante.
  2. Análisis y objetivos.Una vez terminada la fase de evaluación le explicamos a la persona qué es lo que originado su problema y cuáles son los factores que lo están manteniendo. También establecemos cuales son los objetivos que quiere lograr viniendo a terapia y acordamos qué pasos vamos a ir dando para lograrlos.
  3. Tratamiento: En esta fase dotamos al paciente de recursos y estrategias para ir acercándose progresivamente a los objetivos propuestos. Muchas de estas técnicas las aplicamos en sesión y otras las tiene que aplicar el cliente en el contexto natural, por lo que en esta fase es muy importante una participación activa de la persona en el proceso terapéutico para que los avances sean lo más rápidos y lo más estables posible. Aprender a meditar, a replantearse sus creencias, a exponerse a determinadas situaciones, etc… forman parte del arsenal terapéutico.
  4. Prevención de recaídas.Antes de dar por finalizado el tratamiento una vez que los objetivos están cumplidos, nos aseguramos de que la persona es consciente de cómo se ha gestado su problema y lo que ha hecho para salir de él, de manera que si en algún momento se encuentra en una situación similar o percibe que está volviendo a las dinámicas problemáticas, sepa que es lo que tiene que hacer.
  5. Seguimiento.Una vez que se han logrado los objetivos terapéuticos, hacemos algunas sesiones de seguimiento para comprobar que los cambios se mantienen y que no ha surgido ningún otro problema.

¿Cuánto dura un tratamiento psicológico?

No se puede determinar a priori lo que va a durar un tratamiento, ya que depende de diferentes factores tales como la complejidad del problema, la implicación del paciente, las variables del entrono, la orientación del terapeuta etc…  Pero si a los 6 mese no has obtenido resultados significativos probablemente las cosas no estén marchando como deberían.

Por mi experiencia clínica puedo decir que aproximadamente la media de tiempo que suelen requerir las personas de terapia oscila entre 3 y 6 meses.

¿Cuándo es recomendable solicitar ayuda profesional?

Una de las preguntas más repetidas es Cuando es recomendable acudir al psicologo, mi recomendación es que  solicites la ayuda de un psicólogo cuando te encuentres en una situación que te está generando malestar, interfiriendo con tu calidad de vida y que no eres capaz de resolver.

que es y que hace un psicologo

Aunque la mayoría de las personas llegan a consulta cuando ya llevan bastante tiempo con el problema y han probado diversas soluciones que no han tenido éxito, lo ideal es solicitar esa ayuda al inicio del problema, ya que es más fácil y bastante menos costoso intervenir en problemas que aún no están del todo instaurados o que llevan poco tiempo presentes.

Y aunque sobra decirlo, por favor, fuera prejuicios, la gente que va al psicólogo NO está loca, ni tiene problemas mentales, ni es diferente que el resto ni NADA, cualquiera de nosotros en cualquier momento podemos vernos abrumados por situaciones o por problemas que no sabemos resolver y no hay nada de malo en pedir ayuda.

<<¿Cuánto cuesta una sesión de terapia?>>

 Los precios de las sesiones suelen oscilar entre los 50 y los 80 euros por hora y es bastante complicado encontrar precios más asequibles que ofrezcan un servicio de calidad.

Por desgracia la sanidad pública, al menos en España, apenas ofrece cobertura psicológica; con suerte lograrás sesiones de media hora un par de veces al mes. (En fin, esperemos que esto poco a poco vaya cambiando). Así que si quieres obtener ayuda psicológica en condiciones no te quedará más remedio que pagar un psicólogo privado.

Puede que a priori te parezca caro (y no niego que lo sea) pero la verdad es que los psicólogos tampoco nos podemos permitir cobrar mucho menos. Hay que tener en cuenta que:

  • No solo dedicamos al paciente el tiempo de la sesión, sino que también dedicamos tiempo en casa antes y después de cada sesión a analizar el problema y sus posibles soluciones.
  • Tenemos que alquilar despacho o local y pagar la cuota de autónomos y el seguro de responsabilidad civil.
  • Los precios de los test psicológicos, aparatos de biofeedback, etc son bastante elevados.