¿Mi hijo es más inteligente?

Lo más importante, no es saber si somos los más inteligentes, lo importante es saber cómo utilizar y desarrollar nuestra inteligencia. Es posible que esto lo deberíamos haber iniciado desde muy pequeño. Quizás sea un buen punto de partida, que deberíamos comenzar a enseñar a nuestros hijos.
Los seres humanos tenemos la capacidad para adaptamos al medio en que vivimos.
La inteligencia es la capacidad mental que tiene cada persona para conseguir la adaptación a las necesidades que tenemos en cada momento, o también es la capacidad especial que tenemos para adquirir conocimientos nuevos. Por lo tanto la inteligencia puede ser mayor o menor en cada ser humano. Y esto depende de la inteligencia con la que nacemos, y de los aprendizajes o entrenamientos que ayudan o refuerzan a la inteligencia con la que nacemos. Lo que significa que la inteligencia no es algo que se queda estático, desde el nacimiento se va desarrollando hasta la adolescencia, en donde comienza a estabilizarse y mejora en algunos aspectos hasta la edad adulta. En la vejez normalmente comienza un deterioro, es decir la inteligencia disminuye.
¿Qué nos permite la inteligencia?
 Nos permite entre otras cosas, conseguir una buena capacidad para organizarnos.
 Nos permite aumentar nuestras capacidades para adaptarnos a las diferentes situaciones.
 Nos permite la posibilidad de aprender y aprovechar los conocimientos.
La inteligencia se irá desarrollando a medida que el niño crece, esto significa que si en algún momento tenemos que valorar la inteligencia de nuestro hijo, debemos considerar su edad, porque en realidad lo que se mide es la inteligencia en relación a la edad.

Otro aspecto importante con respecto a la inteligencia es que depende de las características de cada niño, y de las oportunidades que recibe de su medio ambiente.
¿Cómo se mide la inteligencia?
Los test de inteligencia, es la mejor forma de medir la inteligencia, aunque en realidad lo que miden son aptitudes y capacidades de la persona.
¿Que puede influir en la inteligencia de nuestro hijo?
• El afecto que recibe el niño y su equilibrio psicológico, son importantes para que el niño pueda aprovechar sus capacidades intelectuales. Es decir, si un niño se siente rechazado, angustiado o deprimido, sus capacidades intelectuales no es que disminuyan, sino que no se aprovechan correctamente. Por ejemplo el niño que es inteligente, pero que por cualquier motivo está preocupado o nervioso etc, es posible que pierda su concentración, lo que significa que en esos momentos no aprovecha sus capacidades intelectuales.
• Otro aspecto importante es el ambiente en el que se desarrolla un niño El ambiente tiene una gran importancia en el desarrollo de la inteligencia de un niño, porque no es lo mismo un niño que asiste a la escuela, y que sus padres lo estimulan con juegos, con afecto, etc, que el niño que vive en una familia en la que no estimulan sus capacidades intelectuales. Esto lo podemos observar en los niños que viven en grandes ciudades y que tiene la posibilidad de utilizar los últimos avances tecnológicos, todo esto le permite al niño ir desarrollando capacidades, que a muchos adultos ya nos resulta difícil conseguir. Un niño rápidamente aprende a utilizar un ordenador, o a controlar equipos electrónicos. Cuantas veces no nos quedamos impresionados de ver a nuestros hijos manipular con destreza complicados equipos, ordenadores, etc. En cambio el niño que vive sin tener estas posibilidades, seguramente que no desarrollará estas capacidades intelectuales.
¿Es lo mismo ser listo que inteligente?
Frecuentemente decimos que ese niño es listo, o ese niño es inteligente. Normalmente el niño inteligente es aquel que en el colegio tiene un buen rendimiento, casi nunca necesita ayuda para resolver los problemas o trabajos escolares, siempre destaca porque realiza varias actividades, aprende rápidamente a tocar un instrumento musical o aprende otros idiomas. Por lo general es el niño que en un test de inteligencia su puntuación es alta. En cambio el niño listo es el que utiliza al máximo sus capacidades intelectuales, normalmente es el niño que se adapta fácilmente a las diferentes situaciones, además son los que poseen una puntuación normal en los test de inteligencia. La diferencia podría estar en que el niño listo recibe un mayor número de estímulos, que le permiten aprovechar y utilizar mejor su capacidad intelectuales.

¿Cómo ayudar a nuestro hijo?
Debemos proporcionarle al niño todos los medios disponibles para que su inteligencia se desarrolle de la mejor forma posible. No debemos olvidar que la inteligencia de nuestro hijo, no es únicamente una puntuación obtenida en un test, sino la capacidad que el niño puede desarrollar para adaptarse a la vida, conseguir sus metas, integrarse en el ambiente que le rodea y sentirse feliz.

¿Que debemos saber los padres?
• Desde que nace podemos estimular la inteligencia de nuestro hijo.
• Que lo importante no es la inteligencia que nuestro hijo pueda tener, sino como debemos ayudarle a que aproveche sus capacidades y potenciales.
Que como padres no debemos obsesionarnos, con la idea que nuestro hijo sea más inteligente. Lo importante es que el niño se desarrolle correctamente, sin grandes presiones y exigencias en cada una de las etapas de su desarrollo. Muchos niños inteligentes, no aprovechan sus capacidades por las grandes exigencias que reciben de sus padres.
Aspandies
Knuckey quirland psychological system
Consultas. aspandies@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.