La terapia intensiva médica y el trauma del psicólogo

Los #resultados de un #estudio publicado en la revista Critical Care (Terapia Intensiva) y realizado por los Investigadores del Hospital de la Universidad de Londres, demuestran que pacientes que ha sobrevivido a una #terapia #intensiva de #medicina tienen más probabilidades de desarrollar #trastornos #psicológicos como son el #TEP (Trastorno de Estrés Postraumático), #Ansiedad y/o #Depresión.

En concreto, a los tres meses de la terapia intensiva, de los 157 pacientes estudiados,  el 55% tenían algún tipo de problema psicológico: 27% sufrían #trastorno de #estrés #postraumático, 46% depresión y 44% ansiedad. Además, los pacientes con dificultad para dormir tuvieron alucinaciones y pesadillas.

El riesgo  aumentaba a más tiempo hubiesen permanecido sedados y  según los fármacos tomados (uso de benzodiazepina, medicación para la presión arterial…).

La explicación que dan los investigadores es que ciertos #medicamentos, pues, al combinarse con el estrés que generan los hospitales, pueden provocar problemas a largo plazo.

Sumándose a lo anterior, según la doctora Dorothy Wade, psicóloga de la Universidad de Londres lo siguiente: «el enfoque de la terapia intensiva es salvar vidas, y hacer lo que tenga que hacerse». Pero también añade que: «Sin embargo, esto puede ser una experiencia traumática para algunos pacientes. Una vez que empiezan a despertarse y a tener consciencia pueden entrar en un estado de terror y pensar que se han vuelto locos o que hay una conspiración para robar sus órganos o torturarlos».