La otra Psicología

De un tiempo a esta parte, fruto de la posmodernidad, las prisas, el reconocimiento del narcisismo como un valor, está infiltrándose, instituyendo como el paradigma imperante.

No cabe duda que esta pérdida de valores humanistas ha llegado a la práctica clínica, siendo observado al paciente como una persona «incrustada» dentro del DSM-V. Esto no es baladí, ahora ese gigantesco monstruo de clasificar enfermos mentales está carcomiendo la Naturaleza Humana. No sólo nos quedamos en el abrumador sinsentido de la psiquiatría, que ha llevado a muchos psiquiatras  y psicólogos a rechazar el abuso. Éric Laurent público un texto titulado: «Estamos todos locos». Otra muestra, muy significativa es que el coordinador del anterior DSM, perplejo, ha escrito ¿Estamos todos locos?

Finalmente, quiero reflexionar que algunos psicólogos con buena fe y siguiendo las pautas académicas, aplican protocolos en función de la «enfermedad mental». Este tipo de conductismo, piensa que no existe la » caja negra «, que somos estímulos y respuestas.

Somos mucho más que eso.

Quiero sugerir un libro de un psicólogo extraordinariamente cultivado, José María Álvarez; el texto se titula » La invención de las enfermedades mentales».

Deseo que esto nos ayude a pensar a psicólogos, psicoterapeutas, psiquiatras, y, sobre todo a los pacientes.

Un abrazo. Rodrigo Córdoba Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.