Intervención educativa en niños y niñas con altas capacidades y superdotación

Para Sastre (2014) el “nuevo paradigma” de la superdotación, define la alta capacidad como un potencial que debe materializarse progresivamente a lo largo del desarrollo. La característica principal es un alto potencial intelectual inicial multidimensional que se transforma de tal modo que ser una persona con altas capacidades intelectuales, es el resultado de un proceso de desarrollo a partir de un sustrato neurobiológico y la incidencia de variables (psicosociales y educación) que determinan su manifestación más o menos estable y óptima hacia la excelencia. Es interesante conocer la efectividad de la intervención psicoeducativa de los programas de enriquecimiento extracurriculares, y sus efectos sobre la excelencia.

Autores como Blanco (2001) y Hernández (2004), señalan que el enriquecimiento es una de las alternativas que más alternativas y posibilidades ofrece a los alumnos sobresalientes. Consideran que esta estrategia es sinónimo de la enseñanza individualizada debido a que se estructura de acuerdo a las características de los alumnos y mediante la cual se favorece el desarrollo de sus habilidades, además de que puede ser aplicada de forma simultánea al curriculum escolar (Martín, 2004 y Sánchez, 2006).

Casanova y Rodríguez (2009) indican a este respecto que los Programas de Enriquecimiento