INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN NIÑOS Y NIÑAS CON ALTAS CAPACIDADES Y SUPERDOTACIÓN: PROGRAMAS DE ENRIQUECIMIENTO EXTRACURRICULAR.

Para Sastre (2014) el “nuevo paradigma” de la superdotación, define la alta capacidad como un potencial que debe materializarse progresivamente a lo largo del desarrollo. La característica principal es un alto potencial intelectual inicial multidimensional que se transforma de tal modo que ser una persona con altas capacidades intelectuales, es el resultado de un proceso de desarrollo a partir de un sustrato neurobiológico y la incidencia de variables (psicosociales y educación) que determinan su manifestación más o menos estable y óptima hacia la excelencia. Es interesante conocer la efectividad de la intervención psicoeducativa de los programas de enriquecimiento extracurriculares, y sus efectos sobre la excelencia.

Autores como Blanco (2001) y Hernández (2004), señalan que el enriquecimiento es una de las alternativas que más alternativas y posibilidades ofrece a los alumnos sobresalientes. Consideran que esta estrategia es sinónimo de la enseñanza individualizada debido a que se estructura de acuerdo a las características de los alumnos y mediante la cual se favorece el desarrollo de sus habilidades, además de que puede ser aplicada de forma simultánea al curriculum escolar (Martín, 2004 y Sánchez, 2006).

Casanova y Rodríguez (2009) indican a este respecto que los Programas de Enriquecimiento Educativo Extracurricular, se llevan a cabo fuera del horario escolar, se centran en temas de interés personal del alumnado y resultan convenientes para que estos niños y niñas interactúen con otros de características evolutivas similares a las suyas, desarrollando su nivel de socialización y afectividad, al igual que su potencial de aprendizaje, de autonomía, de creatividad o de pensamiento divergente.

La conceptualización del enriquecimiento curricular, extracurricular y extraescolar, ha sido objeto de distintas delimitaciones conceptuales, que en ocasiones ha llevado a confusiones. De este modo, podemos encontrar distintos tipos de intervenciones que van desde actividades que complementan el curriculum (enseñar a pensar, aprendizaje autónomo, investigación, pensamiento crítico, aprender a aprender…), participación en actividades fuera del centro con el conjunto de alumnos, con pocos alumnos, programas con contenidos curriculares…

PROGRAMA DESPIERTA

Entre los distintos programas, destaca por su eficacia el Programa Despierta. www.programadespierta.es

El programa despierta (Herce, M.P., 2014) constituye un modelo de intervención propio de un equipo de investigadores, que parte del perfil de cada niño o niña, como punto de partida para la intervención con ellas.

Por un lado, pretende llevar a cabo una estimulación cognitiva de las distintas capacidades del alumnado. Entendemos la estimulación cognitiva como la aplicación de un conjunto de medios, técnicas y actividades, que partiendo de un marco teórico científico, se aplica de forma sistematizada con la mayor precocidad posible. No obstante, el aspecto cognitivo no es el único eje del Programa, pues las distintas áreas del desarrollo de cada niño y niña, adquieren la misma relevancia, en especial, cuando alguna de éstas, se encuentra en un nivel inferior y existe riesgo de un desarrollo de disincronía.

La intervención se desarrolla en tres niveles:

–       Primer nivel: detección y evaluación de las Altas Capacidades.

–       Segundo nivel: intervención.

–       Tercer nivel: evaluación del alumnado y del programa.

PRIMER NIVEL: detección y evaluación de las Altas Capacidades.

En este proceso, se desarrollan distintas acciones indirectas y directas.

Entre las indirectas, destaca la Formación del Profesorado, a través del Máster Universitario en detección, diagnóstico e intervención educativa en estudiantes de altas capacidades, de la Universidad de Valencia. La formación continua contribuye a favorecer estos procesos de detección.

La evaluación Psicológica y Psicopedagógica, de forma completa, es el siguiente eslabón de este primer nivel. Tras los informes psicológicos, se definen las estrategias de intervención que pueden incluir, según requiera el caso:

–       Orientaciones a padres y madres.

–       Orientaciones a Centros Educativos.

–       Propuesta de Intervención con el alumnado a nivel individual y/o grupal.

Los objetivos generales de la propuesta de intervención con estos niños y niñas son:

–       Estimulación cognitiva del alumnado, a partir del estudio de sus puntos fuertes y débiles, obteniendo el máximo potencial de sus capacidades mentales.

–       Desarrollo de habilidades sociales y aspectos emocionales.

–       Potenciación de sus intereses y motivaciones, como eje vertebrador de los aspectos tanto académicos como personales, dirigido hacia el aprendizaje autorregulado y la investigación.

–       Aprendizaje de estrategias de trabajo individual, aumentando la persistencia y motivación a la tarea, y grupales, mediante el trabajo colaborativo, cooperativo y en equipo.

–       Desarrollo de los procesos creativos y divergentes que les permitan adquirir habilidades para la vida cotidiana.

–       Potenciación del pensamiento crítico, resolución de problemas, razonamiento deductivo, inductivo y analítico.

 

 

SEGUNDO NIVEL: Intervención.

El segundo nivel lleva a cabo la implementación de una intervención que se ajusta a varios niveles (Herce, 2014): sesiones individuales, sesiones grupales y sesiones interactivas individuales.

En relación al tema que nos ocupa son las sesiones grupales las que se llevan a cabo como forma de enriquecimiento extraescolar, con las siguientes áreas de intervención:

–       Despierta tu precocidad.

–       Despierta tu talento verbal.

–       Despierta tu talento lógico matemático.

–       Despierta tu creatividad y pensamiento divergente.

Este programa, permite el encuentro común entre niños y niñas que presentan altas capacidades, siendo las sesiones grupales especialmente motivadoras para ellos. Con frecuencia padres y madres señalan la relevancia de este aspecto para poder compartir sus necesidades cognitivas y de interacción, al planificarse el trabajo como un reto innovador. El alumnado adquiere un alto grado de motivación a la tarea que es capaz de extrapolar al ámbito curricular, en especial, cuando este se encuentra afectado.

Se dirige a alumnos escolarizados en Educación Infantil, Educación Primaria y Primer Ciclo de Educación Secundaria Obligatoria. Se aplica por nivel educativo, esto es, por cursos, pero con frecuencia los alumnos acceden a distintos grupos al suyo de referencia, en función del progreso que van manifestando.

DESPIERTA TU PRECOCIDAD

Constituye el Programa de Enriquecimiento extracurricular más frecuentemente utilizado en los niños y niñas que presentan altas capacidades, al dar una respuesta integral a la mayor parte de las necesidades educativas específicas derivadas de altas capacidades, que presentan.

El objetivo del programa consiste en potenciar las habilidades básicas y las complejas, en niños y niñas que presentan una alta capacidad en distintos procesos mentales, mediante su estimulación cognitiva, y favoreciendo las áreas de interés que manifiestan. Además, se establecen los objetivos explicados en el primer nivel expuesto del programa, pues este programa, a diferencia de los demás, engloba todas las capacidades, dado que busca el desarrollo armónico, habilidades y aspectos de la personalidad, ya que se dirige a niño y niñas que destacan en todos los ámbitos. No obstante, esto no está exento de dificultades en aspectos concretos y puntuales que se trabajan a nivel individual como puedan ser falta de motivación hacia contenidos académicos, síndrome de disincronía, aislamiento, problemas emocionales…

La metodología de trabajo consiste en actividades centradas fundamentalmente en los procesos mentales complejos, potenciando en los niños toda su capacidad para alcanzar un desarrollo íntegro de su personalidad, partiendo de sus intereses y motivaciones, que constituyen el motor de su aprendizaje. Para ello las tareas se plantean como retos, de forma que sientan necesidad y motivación de aprendizaje, adaptándose al nivel de cada uno, que se va modificando en función de sus logros.

Para ello, se llevan a cabo tareas que requieren la puesta en práctica de sus recursos mentales, que con el grupo les llevan a alcanzar objetivos en el área lógico-matemática, creatividad, verbal, emocional, social… Su velocidad de aprendizaje no siempre es la misma en las distintas disciplinas de conocimiento y habilidades y destrezas, por ello, se requiere la constante adaptación de las intervenciones grupales, permitiendo el desarrollo de todas ellas, de la forma más funcional posible. El apoyo en los puntos fuertes o muy fuertes, es un aspecto fundamental para el desarrollo de algún área en la que destaca pero no de forma tan evidente.

Consideramos que el entrenamiento en las tareas mentales, permiten que el talento que hay en ellos, se cultive y desarrolle desde el contexto en el que se desenvuelve.

Entre las técnicas que se desarrollan a lo largo del Programa destacan:

–        Ejercicios de papel y lápiz.

–        Ejercicios interactivos en ordenadores y pizarra digital.

–        Ejercicios en pequeño grupo que favorecen entre otros su interacción y aprendizaje del trabajo en equipo y cooperativo.

–        Ejercicios en gran grupo que les permitan adquirir las destrezas necesarias para aprender a exponer a un conjunto de personas, argumentar, razonar…, en público y en situación de evaluación.

–        Técnicas cognitivas aplicadas a la ejecución que desarrollan el aprendizaje autorregulado.

Por último, el alumnado que lleva a cabo el programa, es evaluado de forma continua, lo que permite ir dirigiendo su trabajo hacia sus intereses y motivaciones, y al mismo tiempo, introducir cambios en el itinerario que trabaja y le permitan ir alcanzando los objetivos propuestos.

La duración del programa es un curso académico, con una sesión semanal de 45 minutos, que se complementa con otro tipo de tareas. No obstante, se complementa, en función del perfil del niño con otro tipo de tareas grupales o individuales, siempre que lo requiera.

La coordinación con padres, madres y tutores legales, permite una mejora en la intervención con los niños y niñas. Del mismo modo, se lleva a cabo coordinación con los Centros Educativos, facilitando el trabajo en equipo, desde un planteamiento sistémico.

 

TERCER NIVEL: Evaluación del alumnado y del Programa.

El último de los niveles constituye el feedback que posibilita el seguimiento, observando la evolución del alumno o alumna a lo largo de las distintas actuaciones, y del programa, con los resultados que aportan padres, madres y los estudiantes, en relación a la intervención de cada uno de los aspectos del programa.

La evaluación no se limita a las actividades grupales que hemos planteado en el segundo nivel, sino que se amplía a todos los aspectos que se han trabajado a nivel individual, grupal e incluso escolar. Para ello, se disponen de una serie de protocolos que permiten la recogida de esta información de forma sistematizada e informatizada, de forma continua y permanente.

El equipo de profesionales formado por Psicólogos, Médicos, Maestros…, revisa las intervenciones y ajusta el Programa Individualizado y Grupal, a las necesidades que presentan en todos los niveles.

 

Alonso, J.A. y Benito, Y (1996). Superdotados: adaptación escolar y social en secundaria. Narcea S.A. Ediciones.

Alonso, J.A. y Benito, Y (2004). Alumnos Superdotados: sus necesidades educativas y sociales. Buenos Aires. Editorial Bonum.

Arancibia, V. y col (2010) Inclusión y talento. Equidad en una educación de calidad. Ediciones Buinaima. Colombia, Bogotá.

Blanco, V.M.C. (2001). Guía para la identificación y seguimiento de alumnos superdotados. España CISS. Praxis Educación.

Casanova, M.A. (2007). Programa de Enriquecimiento educativo para alumnado con altas capacidades en la Comunidad de Madrid. Conserjería de Educación. Comunidad de Madrid.

Casanova, M.A. y Rodríguez, H. (2009). La inclusión educativa, un horizonte de posibilidades. Aula abierta. Editorial La Muralla. Madrid.

González, E. (coord.) (2003). Necesidades Educativas específicas. Intervención psicoeducativa. Madrid. Editorial CCS.

Ferrándiz, C., Ferrando, M. y Rojo, A. (2008). Intervención educativa en alumnado con altas capacidades intelectuales. En Atención a la diversidad. Materiales para la formación del profesorado. Murcia. Servicio de Atención a la diversidad 34-64.

Herce, M.P. (2014). Programas de estimulación cognitiva y enriquecimiento extracurricular. En Herce y cols, Intervención Clínica en Altas Capacidades. Valencia, Alfadelta Digital.

Hernández, A.G. (2004). Intervención educativa para niños con necesidades educativas especiales asociadas a altas capacidades. Versión electrónica, Educar, 19, págs. 67-74.

Latorre, A. y cols. (2010) Trastornos y dificultades del desarrollo. Evaluación, intervención y casos prácticos. Madrid. Pirámide

Landau, E. (2003) El valor de ser superdotado. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Conserjería de Educación de la Comunidad de Madrid.

Pérez, L., López, A.T., Del Valle, L. y Ricote, E. (2008). Más allá del curriculum: Programas de enriquecimiento extraescolar. La experiencia del Programa Estrella. Revista Faisca, Vol 13 nº 15, páginas 4-29.

Pérez, J. y Prieto, M.D. (1999). Más allá de la integración: hacia la escuela inclusiva. Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones.

Regadera, A. y Sánchez, J.L. (2001). Identificación y tratamiento de los alumnos con altas capacidades. Adaptaciones curriculares: Primaria y ESO. Valencia. Editorial Brief.

Regadera, A. (2011). La delgada línea azul de la inteligencia. Valencia. Editorial Brief.

Reyerto, M. y Tourón, J. (2003). EL desarrollo del talento. La aceleración como estrategia educativa. NETBIBLO S.L., La Coruña.

Sánchez, P y cols (2006). Detección y registro de niños de secundaria con capacidad sobresaliente en zonas rurales y suburbanos del estado de Yucatán. México. CONCYTEY, UADY y CONACYT.