Impotencia por ansiedad o disfunción eréctil ansiógena

La impotencia o disfunción eréctil puede ser física,(orgánica),o “psicológica” y “mixta”.
-La orgánica puede deberse a problemas vasculares,neurológicos ,de hipertensión,hiperglucemia o cardiopatías.
-La psicológica por  ansiedad de ejecución o el miedo a un desempeño del acto sexual inadecuado con poca duración o dureza en la erección,que son los generadores de la ansiedad que provocan la disfunción eréctil no orgánica.
Los factores predisponentes ,detonantes y mantenedores serían:
–        El temor al fracaso.
–        La obligación de resultados, sobre todo si la pareja o uno mismo son muy exigentes.
–        El Altruismo excesivo (hay que cuidar de que la pareja quede satisfecha pero también uno mismo).
–        La autoobservación, la erección es involuntaria, la auto observación la inhibe).
Las causas de una disfunción eréctil psicológica se dividen en tres grupos:
1.      Factores inmediatos (ansiedad de ejecución).
2.      Acontecimientos vitales traumáticos.
3.      Vulnerabilidad desarrollada en la infancia o adolescencia.
·         Como factores predisponentes tenemos:
–        Educación moral y religiosa restrictiva.
–        Relaciones entre los padres deterioradas.
–        Inadecuada información sexual.
–        Experiencias sexuales traumáticas durante la infancia.
–        Inseguridad en el roll psicosexual en los primeros años.
–        Trastornos de la personalidad.
–        Modelos paternos inadecuados.
·         Factores precipitantes:
–        Algún fallo esporádico (o “gatillazo”).
–        Depresión y ansiedad.
–        Estrés.
–        Momentos especialmente negativos (de cansancio, ansiedad o depresión).
–        Expectativas exageradas sobre los logros y satisfacciones en el sexo.
–        Problemas generales en la relación de pareja.
–        Infidelidad.
–        Disfunción en la pareja con la que se interacciona.
–        Edad (y creer erróneamente que un cambio en las respuestas como consecuencia de esta suponga una incapacidad).
·         Factores mantenedores:
–        Ansiedad ante la posibilidad de no tener suficiente dureza y durabilidad en la erección.
–        Anticipación de fallo o fracaso.
–        Sentimientos de culpa.
–        Falta de atracción entre los miembros de la pareja.
–        Escasa confianza y o comunicación entre los miembros de la pareja.
–        Miedo a la intimidad.
–        Baja autoestima en cuanto a la autoimagen.
–        Información sexual inadecuada.
–        Escasez de estímulos eróticos.
–        Miedos o fobias específicas.
–        Escaso tiempo dedicado al galanteo o besos y caricias antes de pasar al coito.
–        Trastornos mentales.
-La disfunción eréctil “mixta”:puede iniciarse por problemas físicos y derivar en una inseguridad patológica,que,solucionados éstos,de como resultado una disfunción eréctil ansiógena.Aunque pueden darse también más combinaciones.
Hasta la aparición de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (IPDE5), la eficacia de la terapia sexual ha sido superior al resto de las intervenciones (fármacos u otros abordajes) en el tratamiento de la disfunción eréctil, según los estudios de diversos autores.
Incluso es así cuando se compara con la administración de algunos fármacos.
En el caso concreto de la disfunción eréctil secundaria, el número de fracasos terapéuticos es de sólo un 26,2%  la terapia sexual es sumamente eficaz, y los fracasos terapéuticos se deben fundamentalmente a la falta de motivación y abandono de la terapia.
La intervención sexológica está conformada por un conjunto de estrategias de carácter psicoterapéutico que se emplean con los siguientes fines:
–        Tratamiento de la disfunción eréctil de carácter psicógeno.
–        Optimización del tratamiento con fármacos en la disfunción eréctil de origen orgánico.
–        Rehabilitación de la respuesta sexual en los casos donde el tratamiento farmacológico no surte efecto.
–        Adaptación y optimización de la respuesta en enfermedades crónicas que imposibilitan la erección.
Las técnicas más usualmente empleadas para el tratamiento de la disfunción eréctil son:
–        Modelo de Masters y Jhonson.
–        Modelo de Kaplan.

Lo cierto es que estos problemas, que bloquean la vida de las personas e inciden en una mala relación de pareja o en su ruptura, durante años, pueden solucionarse en meses con una terapia sexual adecuada

Mi experiencia profesional con la curación de la disfunción eréctil no orgánica o ansiógena , es totalmente positiva. Son muchas las personas que han pasado por mi consulta y, tras unos meses de terapia por el precio asequible que tiene una terapia psicológica, han cambiado su vida y sus relaciones de pareja y/o sexuales para siempre.
Muchos de ellos, además, se ofrecen para poder ayudar contando personalmente su experiencia a los nuevos que deciden venir a consulta, ya que no olvidan los años de sufrimiento que su disfunción les ocasionó. Tengo además, la gran satisfacción de saber que muchos han podido tener hijos gracias a la intervención terapéutica.
Así que os animo a decidiros a buscar ayuda profesional y solucionar vuestra disfunción eréctil para siempre. blanca Isabel Soria .#Sexóloga en Sevilla.Psicoóptima#Sexóloga en Córdoba.Innovamed

#Sexóloga #Psicóloga #Terapia de Pareja#Sevilla

1 comment for “Impotencia por ansiedad o disfunción eréctil ansiógena

  1. octubre 9, 2017 at 12:48 pm

    Yo estoy en proceso de tratamiento de la disfuncion eréctil por ansiedad, tener este problema es como un gran círculo vicioso, he tenido progreso, pero aun me falta. Gracias por la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.