Ignorancia y receptores neuronales

La evaluación terapéutica da resultados bastante inconsistentes. Merece la pena escucharlo de alguien que participa en la investigación de estos protocolos, alguien que trata de limitar un poco el entusiasmo de las multinacionales en la promoción de sus productos. Y deja planteadas preguntas interesantes como las siguientes: ¿para qué sirven los receptores donde se fijan los receptores de benzodiacepinas cuando no hay benzodiacepinas? Nadie lo sabe. Con el manejo de las sustancias se descubren en el cuerpo órganos que no sirven, y eso nos enfrenta con nuestra ignorancia.

Todo esto es interesante, porque preserva el campo de nuestra investigación sobre la función del sujeto, que no es una perspectiva humanista o idealista; no necesitamos ningún recurso que nos sitúe en la perspectiva de un espíritu o un tercer mundo, en el sentido de Popper, ni hemos de suponer un mundo de ideas platónicas para justificar nuestra acción. Una perspectiva materialista clásica ya es suficiente para preservar el campo de esta acción.

El sujeto, que en psicoanálisis llamamos «sujeto del inconsciente», y que es la ruina de la conciencia, tiene su lugar en esta nueva coyuntura.

 

Referencia: Éric Laurent: <<Estamos todos locos>>
Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. 653 379 269 Psicólogo y Psicoterapeuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.