El valor de prevenir

La educación sexual es el único método para intentar prevenir situaciones tales como embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y el abuso sexual. En lo que respecta a la sexualidad humana, entre más pronto introduzcamos el tema en la familia y en los centros educativos, podremos prevenir consecuencias en la salud y en la calidad de vida de los niños y jóvenes, además de evitar los traumas y las afectaciones psicológicas que generalmente este tipo de escenarios traen consigo.

Una manera de lograrlo es, primero que nada, tratar el tema de la sexualidad como algo natural. Cuando los pequeños ven que sus padres reaccionan en forma genuina y sin insinuaciones ante sus dudas en la materia; que se dirigen a ellos con un lenguaje claro y directo; y que evitan los juicios y las etiquetas; pero sobre todo que comprenden sus emociones, sienten la seguridad y la confianza necesarias para buscar en casa, antes que en cualquier otro lugar, apoyo y orientación.

Asimismo, una comunicación abierta entre padres e hijos nos permite como adultos estar actualizados acerca del mundo de los jóvenes de hoy, en el que por ejemplo, las formas de conectarse y contactar con otras personas cambia día con día a consecuencia de la globalización y de la innovación en las tecnologías de la información, como es el caso de internet y de las redes sociales, alertándolos acerca de los riesgos que estos medios pueden implicar en sus vidas, en especial cuando se trata de su propia intimidad.

Cuando educamos para la salud, contribuimos a que las personas generen conciencia, se informen y se hagan responsables de sus decisiones. Asimismo, promovemos el desarrollo de hábitos, conductas y actitudes que serán integradas como un aspecto natural y parte de la vida cotidiana, dejando a un lado sentimientos de culpa y vergüenza que entorpecen el desarrollo sano de las personas.

Si tú o tu familia requieren orientación, te invito a conocer más acerca de las pláticas y talleres de prevención de riesgos en sexualidad en los que, junto con los participantes, reviso y se genera reflexión de temas tales como la importancia de la intimidad y los límites, la identificación de expresiones afectivas no adecuadas, los peligros de internet, entre otros:

http://www.emocioneser.com.mx/portfolio/taller-1/