El reseteo no existe

La gente que pretende borrar el pasado se llama a engaños… es cierto que el pasado no existe ya, pero es el que da forma al presente, de la mano con proyecciones del futuro. Sólo existe el presente, es cierto, pero el pasado da forma y el futuro enruta. Pretender abolir nuestro pasado es pretender borrar nuestra historia de vida, cosa que es imposible. Quedan huellas, cicatrices, consecuencias. La vida no es un juego con «try again» ni un sistema con la opción de reseteo, lo hecho hecho está y no se borra, no se puede… puede intentarse ignorarlo, hacerse el pendejo, pero ahí queda. Una persona no es sólo lo que hay el día de hoy en este preciso momento… una persona es un libro lleno de historias, sin posibilidad de arrancar las páginas… uno puede, quizás, tirar el libro en un rincón oscuro… o puede elegir sensatamente releer de vez en cuando para que las historias siguientes sean mejores.

Pretender ignorar nuestro pasado es una garantía de fracaso futuro, es no entender que para escribir mejor, toca releer, descubrir errores garrafales en la narración de viejas historias e ir puliendo el estilo. De igual manera, pretender entrar en la vida de alguien sin que el pasado de ese alguien entre en juego, es pendejada pura! Si eso quieren, es más fácil comprarse un maniquí y jugar al monólogo ante una imagen estática que no habla ni piensa ni siente. No se trata de patinar mil veces en el mismo charquito hasta que se seque y poder seguir caminando, se trata de aprender a identificar los próximos charquitos y saber qué hacer ante ellos. El borrón y cuenta nueva no existe, señores, es una ilusión psicológica que, a veces, bien asumido, ayuda, pero no es una opción real.

Por: Psicóloga Maria Clara Vélez Uribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.