Cómo manejar una carrera profesional con altos niveles de estrés

Anualmente la página de Internet especializada en la búsqueda de empleo, CareerCast.com, enlista las carreras profesionales más estresantes. A comienzos del 2017, CareerCast evaluó 200 profesiones e identificó las siguientes carreras como las más estresantes en Estados Unidos:

  • Piloto de avión – cientos de personas están bajo su responsabilidad, jet lag (síndrome del cambio rápido de zona horaria), condiciones de la cabina como el ruido, vibración, humedad, falta de oxígeno, fatiga, horario irregular de trabajo, condiciones del tiempo
  • Alto ejecutivo de empresas – sus decisiones afectan el progreso de la empresa
  • Policía – tratar con el crimen y la violencia, así como tener que estar al servicio para solucionar cualquier inconveniente, constante exposición al dolor y sufrimiento, responsabilidad de portar un arma, cambios rápidos en naturaleza del trabajo (de hacer trabajo administrativo en escritorio a súbitamente tener que acelerar su ritmo de trabajo para atender una emergencia), casos sin resolver de los que se les hace difícil dejar de pensar, el tener que mantenerse en control emocional reprimiendo su respuesta emocional natural
  • Ejecutivo de relaciones públicas – son la imagen de una institución y suelen ser requeridos para manejar situaciones de crisis, manejo con clientes difíciles
  • Organizador de eventos – para planificar una fiesta de ensueño debe considerar hasta el más mínimo detalle.
  • Bombero – apagar incendios, enfrentar situaciones de peligro constantemente y estar a disposición para salvar vidas, largas horas de trabajo, depravación del sueño, la naturaleza de la situación que deben atender
  • Periodista – presiones por cumplir con losdeadlines (fechas de entrega) y exposición al público, trabajo por largas horas, cubrir historias o temas que les resulta difícil dejar de pensar
  • Locutor – presentadores de noticias y otros programas con exposición al público, pobre seguridad laboral
  • Militar – alto riesgo de daños físicos, puede implicar una gran cantidad de viajes, así como el cumplimiento de plazos estrictos y misiones peligrosas.
  • Taxista – largas horas de trabajo teniendo que lidiar con el tráfico, las dificultades del clima y la competencia de las recientes aplicaciones de trasportación.

Toda carrera profesional u oficio puede llevar a quienes la practican al límite de los niveles de estrés. Sin embargo, existen características en ciertas carreras que se convierten en factores de riesgo para el estrés. De acuerdo con el portal, los factores que influyen en crear un ambiente de mayor tensión laboral son:

  • Presión de superiores para cumplir fechas de entrega
  • Competitividad
  • Necesidad de relocalización
  • Sector de empresa (público o privado)
  • Salario
  • Demanda física y/o psicológica
  • Interacción con el público
  • Condiciones ambientales
  • Riesgos para la propia vida
  • Amenazas del entorno
  • Expectativas de la carrera en el futuro

No se sienta excluido si su profesión u oficio no está en la lista y, al presente, se encuentra experimentando altos niveles de estrés. Los factores antes mencionados no son exclusivos de las carreras de mayor tensión. Éstos son compartidos también con los maestros, médicos, enfermeros, paramédicos, abogados, cirujanos, profesores universitarios, psicólogos, gerentes, vendedores, oficiales de seguridad, operadores en centros de llamadas, entre otros. La presencia de niveles tóxicos de estrés puede estar presente en cualquier rol que un ser humano ejerza. Esto es así porque más allá de las responsabilidades que se asumen en un puesto de trabajo están las estrategias que cada persona posee para manejar y controlar sus niveles de estrés.

Especial atención deben de prestar aquellas instituciones postsecundarias o universitarias que ofrecen certificados o grados académicos en carreras que se han identificado como estresantes. El ofrecimiento de cursos, seminarios y educación continua en estrategias de autocuidado para el control y manejo de estrés es imprescindible. Del mismo modo, le corresponde a empresas, compañías y asociaciones el ofrecerle a sus empleados, socios o miembros las herramientas necesarias para tener y mantener un estado mental óptimo. Sin embargo, cuando esto no sucede la misma persona debe reconocer que está bajo estrés y buscar alternativas para alcanzar un balance emocional.

Siendo el estrés un estado bastante común en nuestras vidas, ¿cómo se identifica el estrés que está a un nivel fuera de lo normal? Para ello, es importante conocer y poder identificar las manifestaciones del estrés agudo y crónico. Este tipo de estrés se manifiesta de 4 formas:

  • Físico – dolor de cabeza, mareos, bruxismo (rechinar los dientes o apretar la mandíbula), problemas estomacales, fatiga, problemas de sueño, sudoración en manos o pies (no por calor ni condición médica existente), dolor de espalda
  • Mental – problemas de concentración, dificultad para tomar decisiones
  • Emocional – nervios, ansiedad, tensión, agitación, irritabilidad, depresión, tristeza
  • Conductual – comer de manera compulsiva, hablar en voz más alta de lo usual, fumar, consumir alcohol, morderse las uñas

El estrés se manifiesta diferente en cada persona. Un individuo puede identificar de 5 a 10 síntomas o señales que son típicos de sí mismo cuando se encuentra bajo estrés. Independientemente de la carrera u oficio de las personas, el manejo del estrés es bastante similar. Esto es así porque, como se menciona anteriormente, los factores de estrés son compartidos por múltiples profesiones. Por esta razón, englobo en una sola lista algunas recomendaciones para el manejo y control del estrés laboral:

  • Tener confianza en su entrenamiento, educación y/o habilidad para llevar a cabo sus responsabilidades.
  • Establecer prioridades. Maneja cada tarea según aparece o selecciona la de mayor importancia.
  • Estar al día con los procedimientos y familiarizado con el lugar de trabajo.
  • Dialogue con su supervisor. Por ejemplo, una tarea puede resultar imposible completarla en el tiempo solicitado.
  • Ser realista con las metas y/o expectativas.
  • Tomar control. Observar si se puede cambiar o controlar algo de la situación.
  • Comer saludable, dormir suficiente y mantenerse físicamente activo.
  • Tener una vida social y familiar balanceada.
  • Desarrollar destrezas de comunicación. La pobre comunicación causa estrés al aumentar la tensión y cantidad de interacciones desagradables.
  • Cambiar la forma en cómo se reacciona. Identificar actitudes maladaptativas. Tus pensamientos, emociones y actitudes pueden agregarle más estrés a su situación de estrés. Esto se logra al aprender identificar las reacciones negativas ante ciertas situaciones.
  • Modificar la forma en cómo se ven las cosas.
  • Compartir y discutir con otros las situaciones o eventos que le ocurren.
  • Reforzar el sistema de apoyo. Mantener una relación sólida con amigos y familiares.
  • Eliminar el estresor o cambiar la manera en cómo está pensando sobre ese estresor.
  • Aprender cómo mejor se relaja a sí mismo. Buscar entrenamiento en técnicas para reducir el estrés como la meditación, yoga, tai chi, ejercicios de respiración profunda y de relajación muscular progresiva. Algunas personas les ayuda el orar.
  • Disfrutar de lo más que disfruta. Realizar actividades placenteras. Visitar un terapeuta de masaje profesional, disfrutar de un baño, escuchar música, leer un libro o descubrir un pasatiempo agradable.
  • Resolver los conflictos tan pronto como sea posible.
  • No auto-medicarse. El uso de alcohol, sustancias ilegales o medicamentos no recetados enmascaran el estrés provocando así una mayor tensión.
  • Evitar atrasar la búsqueda de ayuda. Buscar un profesional como un psiquiatra, psicólogo o trabajador social licenciado que pueda ayudar a lidiar con las situaciones que le causan estrés. Más aún cuando el estrés se torna incontrolable y comienza a afectar el área social, familiar, laboral o económica.

 

Dra. Zaadé A. Torres Méndez

Psicóloga Clínica, Profesora y Conferenciante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.