Arte y creatividad: un gimnasio para nuestro bienestar

Si quieres relajarte, activarte, conocerte mejor, tomar conciencia de tu presente y planificar tu futuro, la experiencia y el apoyo de una guía experta pueden ayudar a aprovechar de las ventajas que ofrecen las prácticas artisticas y creativas. Y para eso, no hace falta ser artistas expertos.

¿Por qué?

La práctica artística estimula naturalmente, entrena, y refina nuestros principales procesos cognitivos (incluyendo la sensación, la atención, la percepción, la memoria, el pensamiento, el lenguaje, la praxis, la imaginación, la comunicación) y los procesos dinámicos (incluyendo el mundo de las emociones y motivaciones ) a través del cual experimentamos el entorno que nos rodea y respondemos a eso de una manera más o menos adaptativa. En este sentido, la práctica artística se convierte en un «gimnasio» para nuestra mente y cuerpo. Pintar, dibujar, tocar un instrumento, sacar fotografías, disfrutar del teatro o la danza son actividades que activan nuestros sentidos de una manera integrada, que requieren concentración, la activación del pensamiento convergente y divergente, el lenguaje un análogico y digital, facilitar la comunicación interna y interpersonal. El mundo del arte está estrechamente relacionado con el mundo de las emociones y la motivación: la intención, la motivación y el locus de control interno respaldan la actividad del la persona, en su camino creativo y de vida.

Por eso, siempre más se aprecian en viarios ámbitos los efectos positivos de la integración de técnicas creativas y artisticas a procesos de desarrollo y terapia.

 

Marta Mandolini

http://www.librementeart.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.