De la aptitud psicológica para el by pass gástrico

Apto psicológico

Caso clínico: Carina

Edad: 45 años

Composición familiar: Vive con su marido y un hijo en común de 5 años.

Institución: OSUTHGRA

Profesional interviniente: Lic. Lorena Martin

Observaciones:

Carina inicia tratamiento psicológico el 11 de febrero a fin de certificar que su estado psicológico es apto para someterse a la operación gástrica que le permitirá bajar de peso. Tiene presente que con la derivación gástrica el grado de pérdida de peso es variable y depende básicamente de su conducta después de la intervención, siendo indispensables un adecuado régimen complementario dietético y de ejercicios. La pérdida de peso (entre el 50 al 75% del peso excesivo inicial) suele producirse durante los 6 a 12 meses después de la intervención, luego de lo cual tiende a estabilizarse, y si el paciente no sigue el régimen de dieta y ejercicios que recomiende el médico podría recuperar parte del peso perdido.

Se desprende de las entrevistas que Carina no presenta contraindicaciones absolutas  para este tipo de intervención, esto es:

• Paciente en situación de crisis emocional actual (rompimiento emocional, duelo(s) reciente(s), etcétera).

• Trastornos psiquiátricos (esquizofrenia, manía, trastorno bipolar, depresión severa, intento de suicidio reciente, etcétera).

• Situaciones de riesgo: consumo de alcohol y/o drogas, trastornos de la alimentación, trastornos por atracón, retraso mental profundo, que hicieran que la decisión de la cirugía no sea por propia voluntad del paciente.

• Poco apoyo de parte de su entorno social y familiar, o que ellos fueran los que quieren que el paciente se opere.

Ni contraindicaciones relativas:

• Entorno familiar desfavorable (disfuncional).

• Duelos pasados no elaborados, divorcio, intentos de suicidio previos.

• Historia previa de bulimia.

• Historia previa de uso o abuso de alcohol y/o drogas.

• Identificar las ganancias secundarias alrededor de la obesidad.

• Que el paciente considere la cirugía como la “varita mágica” y la solución a todos sus problemas relacionados con su entorno en general.

 

En conclusión, se deja constancia de que Carina se encuentra apta psicológicamente para la intervención quirúrgica de bypass gástrico.